Prevén Crecimiento del Desempleo

Imprimir
desempleo

Por Verónica V. González y Arnoldo Piñón

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el desempleo en México aumentará en el presente año.  El organismo internacional prevé, al cierre de 2019, que la tasa de desocupación en nuestro país sea de 3.7 por ciento, ligeramente superior a la registrada al cierre del presente año.

 

Sin embargo, las estimaciones de la OIT podrían verse superadas; los despidos masivos de personal en el sector público, producto de la austeridad republicana de la presente administración, así como los registrados en el sector privado, permiten prever que el desempleo en el país para el próximo año será mayor a las estimaciones del organismo internacional.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) el desempleo en México alcanzó a diciembre de 2018 su mayor registro en 24 meses, al ubicarse en 3.67 por ciento de la Población Económicamente Activa (PEA), lo que equivale a 1.9 millones de personas sin empleo.

Las mujeres continúan siendo, junto con los jóvenes, uno de los sectores más afectados:  mientras que en los hombres la desocupación se incrementó 0.21 puntos porcentuales para colocarse en 3.50 por ciento, y en las mujeres creció 0.16 puntos, para quedar en  3.69 por ciento de la fuerza laboral.

Si bien es cierto que durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, el empleo en el país aumento, no se logró absorber el total de la demanda laboral.

El desempleo se mantiene como uno de los problemas más importantes del país, hasta ahora ninguna administración ha logrado una reducción importante debido a la incapacidad gubernamental para lograr un crecimiento capaz de generar el número suficiente de trabajos que absorba a la población en edad laboral que anualmente se integra al mercado.

Para generar un millón de empleos al año, cantidad que se requiere para absorber la demanda laboral, se requiere que México crezca a una tasa de 5 por ciento anual, porcentaje muy por arriba del estimado por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador que considera crecer en promedio dos por ciento.

En este sentido la OIT, en su informe Perspectivas Sociales y del Empleo en el Mundo 1918, destaca que mientras en Brasil, Argentina y Costa Rica el desempleo disminuirá, en México, junto con otros tres países de la región, aumentará.

Otro de los datos importantes del último informe del INEGI, correspondiente a diciembre, maneja que en relación con la problemática laboral se encuentran: la población subocupada, medida como aquella que declaró tener necesidad y disponibilidad para trabajar más horas, la cual pasó de 7.10 por ciento de la población ocupada en noviembre de 1918 a 7.24 por ciento en diciembre del mismo año.

Según las cifras del Instituto, la Tasa de Ocupación en el Sector Informal (TOSI) apenas se movió 0.06 puntos porcentuales en diciembre, a 27.50 por ciento de la población ocupada.

Luego de Colombia, México se ubica como el segundo país con mayor empleo informal, al registrar una tasa superior al 53 por ciento, señala la OIT. En Colombia el porcentaje es de 60 por ciento.

Añade que no hay diferencias significativas en la composición de la informalidad entre los países de la región, donde el grueso del empleo informal tiene lugar entre los trabajadores por cuenta propia y los empleadores del sector informal.

Sin embargo, en algunos países, en particular México, Paraguay y, en menor medida, Brasil, la incidencia del empleo informal es también importante entre las empresas formales.

Reducir la informalidad es una de las vías con mayor posibilidad de erradicar la pobreza laboral extrema y moderada, de allí la necesidad de medidas centradas en fomentar la formalización tanto de empresas informales como de quienes trabajan de modo informal (carentes de seguridad social y salarios justos) en empresas formales, precisa el organismo gremial.