Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Seis Millones de Diabéticos en México; Urgen Tratamientos Multidisciplinarios

Correo electrónico Imprimir PDF
chatarra

Por Verónica V. González y Arnoldo Piñón

El número de mexicanos que padecen diabetes mellitus II aumenta año con año.  De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Salud, más de seis millones de adultos padecen esta enfermedad; además, por cada persona detectada existe otra que vive con diabetes y no sabe.

 

La principal causa del aumento de la diabetes en nuestro país es la obesidad (90% de los casos de diabetes mellitus se relaciona con la misma) comenta Gisela Ayala Téllez, Directora Ejecutiva  de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C. (FMD)

Los cambios en los hábitos alimenticios (consumo de alimentos ricos en grasas y azúcares) y la reducción en la actividad física (cifras del INEGI señalan que más de la mitad de la población mayor de 18 años no hace ejercicio) han llevado a que México se convierta en un país de obesos.

“El incremento en el consumo alimentos procesados o envasados se da por igual en las zonas rurales y urbanas; en las últimas tres décadas, el consumo de frijoles, en todo el país, disminuyo 30%”, comenta Gisela Ayala.

El problema de la obesidad se presenta en mayor proporción en los niños. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2016, tres de cada 10 niños, entre 5 y once años de edad tienen sobrepeso u obesidad, en el caso de los adolescentes la relación es de cuatro de cada 10.

“Estamos entregando a la secundaria niños y niñas con sobrepeso, algo pasa en la primaria que los estamos llevando a incrementar su peso de los escolares de manera desmesurada, especialmente a las niñas”, puntualiza Ayala Téllez.

Por años, el sector salud ha desarrollado campañas preventivas para sensibilizar a la población y prevenir este mal, hasta ahora los resultados son cuestionables. ¿Qué sucede?, se le pregunta.

“Falta mayor implementación, involucrar a la Secretaría de Educación Pública, nunca se ha visto una acción determinante de la SEP. Los maestros no reciben capacitación adecuada para hablar con sus alumnos de una de las mejores herramientas que tenemos: el plato del buen comer.  Mientras eso sucede la actividad física en las escuelas disminuye” comenta la directora ejecutiva del Federación.

Una manera de enfrentar lo anterior, asegura, es que el gasto público dedicado a la diabetes privilegie a la educación y prevención, buscar factores de riesgo para quienes tienen más posibilidad de desarrollarla.

Debe impulsarse un tratamiento multidisciplinario, similar al que se aplica, desde hace cuatro años en las dos clínicas especializadas en diabetes, ubicadas en la Ciudad de México (una en la alcaldía Miguel Hidalgo y otra en Iztapalapa).

En ambas hay una atención integral, en una sola visita el paciente recibe atención del médico, de la nutrióloga, el psicólogo, además de talleres para aprender a comer sabroso y saludable, destaca.

Es importante implementar prioridades de la mano con el gobierno federal para conocer con más claridad los datos de las personas que la padecen: el número de enfermos, tipo de diabetes que padecen, así como su ubicación para poder realizar inversiones enfocadas a reducir la mortalidad y complicaciones derivadas de la enfermedad.

Hoy se calcula que 70% de las personas con prediabetes progresarán a diabetes, es decir, siete de cada 10 que fueron diagnosticadas con esta condición desarrollarán la enfermedad.

EN ASCENSO

Actualmente el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) destina alrededor de 45 mil millones de pesos para la atención de pacientes con diabetes; se prevé que, de continuar esta tendencia, en el 2050 el Instituto podría requerir un presupuesto superior a los 350 mil millones de pesos para enfrentar esta problemática.

La situación es similar en el caso del ISSSTE. En su reporte de gasto correspondiente a 2017 indica que, en dicho año, se destinaron tres mil millones de pesos, monto que podría alcanzar los seis mil millones de pesos en treinta años más.

El nuevo gobierno ha señalado que pondrá especial atención en el primer nivel. Hasta ahora se desconoce cómo se fortalecerá, mientras tanto la propuesta de la Federación es que el médico general, que es donde se atienden 80% de las personas con diabetes, esté capacitado para identificar factores de riesgo.

El médico general, público y privado, requieren de mayores herramientas, no solo para indicar medicamentos, sino para la comunicación con el paciente, para un mayor apego al tratamiento.

Existen casos, especialmente de quienes se atienden en el sector salud, en los cuales el paciente no utiliza los medicamentos que se le dan, entonces el dinero no está bien gastado, el médico debe hacer su labor de educación, eso es importante y eso se espera de la actual administración, precisa Gisela Ayala.

Escribir un comentario