Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Artículo Invitado

Correo electrónico Imprimir PDF
hillary_clinton

Elecciones en EUA: Distancia Inalcanzable Hasta Ayer, Empieza a ser una Realidad

*Todo Indica que Hillary Incrementa su Ventaja

*Son Indicativos de la Mayoría de las Encuestas

*Pero, en el Horizonte Electoral Todo Puede Influir

POR LUIS MIGUEL MARTÍNEZ ANZURES

Entramos al último trecho en la batalla electoral por la presidencia del país más poderoso del continente americano y uno de los tres más poderosos del mundo. En el panorama que se vislumbra parece que Hillary Clinton ha logrado aumentar -hasta ahora- su ventaja en la mayoría de las encuestas del ámbito nacional en estados clave, como Florida o Pensilvania donde la competencia con el candidato republicano Donald Trump está reñida, lo que no logra determinar de manera definitiva el triunfo de la señora Clinton.

Según varias investigaciones realizadas por la Universidad de Quinnipiac en Connecticut entre votantes potenciales, hace dos semanas Clinton tenía una ventaja de: 1 punto en Florida, 4 en Ohio y  10 en Pensilvania. Los resultados de las encuestas, que tienen un margen de error de entre 2% y 3%, son aún más estrechos si se incluye a Gary Johnson y Jill Stein, candidatos libertario y verde, respectivamente, lo que nos arroja un dato determinante para tomar en cuenta: la batalla entre estos dos personajes podría determinarse por el voto indeciso de los norteamericanos que decidieran transformar su voto duro en un voto útil.

Y es que, aunque Hillary Clinton aún mantiene la ventaja en esos estados decisivos, lo que la hace que permanezca a flote no es su popularidad, sino la preocupación que despierta Trump, según el sondeo.

De acuerdo a los estudios presentados por la Universidad de Connecticut: “No es que los votantes estén enamorados de Clinton, es que les molesta menos que Trump”. Este enunciado clarifica bien la intención de voto que tienen muchos votantes opositores a los principios del partido demócrata y que, sin embargo, prefieren ver al frente de la Casa Blanca a una mujer como Hillary Clinton que despierta menos antipatía que Trump. Esta falta de empatía entre Trump y los votantes más jóvenes y de amplios sectores de votantes indecisos pareciera ser hasta ahora una brecha electoral insalvable ya para el candidato republicano.

En los tres estados arriba referidos, Trump tiene ventaja entre los hombres y la gente blanca, mientras Clinton lidera ampliamente entre las mujeres y los votantes que no son anglosajones. Los votantes independientes están divididos en Florida y Pensilvania, mientras que en Ohio, Trump tiene una pequeña ventaja en este sector.

Las encuestas, además, han mostrado que Florida no será un campo de batalla fácil para Trump, pues su amplia población hispana no está de acuerdo con la línea dura que evidencian sus propuestas migratorias. También se han detectado muestras de que sus posibilidades en Ohio no son muy alentadoras por su enfrentamiento con el gobernador del estado, el también republicano John Kasich.

En este contexto, podríamos pensar que la mayor debilidad de Trump en este momento está en Pensilvania, donde tanto él como Clinton están casi empatados entre los hombres y los votantes blancos. Un estado que habrá de ser determinante en el resultado final por la presidencia de ese país.

De igual forma, una encuesta realizada en julio por la misma universidad, midió estos tres estados claves y encontró que los candidatos estaban empatados. Pero esa ronda de encuestas se limitó a las personas ya registradas en lugar de considerar a las personas que probablemente votarán en la elección general. Es decir, fue una encuesta que decidió no ampliar su universo de votantes. Un grave error en las mediciones de predicción para una elección de gran importancia como esta.

Otras encuestas realizadas por NBC, el Wall Street Journal y Marist muestran que Clinton tiene cinco puntos de ventaja en Ohio y 11 puntos en Pensilvania. En Iowa, donde Trump hizo campaña la semana pasada, Clinton está cuatro puntos por delante. Tendencias que siguen consolidando la ventaja de la contendiente femenina al poder ejecutivo de ese país.

En otras muestras, los resultados exponen que los votantes no están enamorados de ningún candidato. Según el sondeo, el 58 por ciento de personas en estos tres estados tienen una opinión desfavorable de Clinton mientras que el 64 por ciento tampoco tiene una opinión favorable de Trump. Resultados poco creíbles quizás -si los comparamos con los datos hasta ahora presentados- sin embargo, habrá que tenerlos en consideración pues en el horizonte electoral todo puede influir y ningún dato es intrascendente.

Escribir un comentario