Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Imeca Político

Correo electrónico Imprimir PDF
enrique_burgos

El PRI a la Presidencia del Senado

POR CARLOS ZAMARRÓN

Cuando MISION POLITICA de EL SOL DE MEXICO en lo que respecta a este número aparezca, el PRI estará ocupando la Presidencia del Senado de la República y de no haberse producido cambios de última hora, lo hará con el queretano Enrique Burgos, decano de los Legisladores de México y ex gobernador de su tierra natal. En esa posibilidad quedarían en la recta final para dicho cargo Cristina Díaz y Arturo Zamora, ambos de singulares facturas políticas y conocidos como inmejorables negociadores.

 

Sea cual fuere el resultado de nuestro pronóstico, lo cierto es que en una etapa de profunda importancia política, en la antesala del proceso electoral para la sucesión presidencial y cuando en el PRI acaso se manejan nombres de posibles, pero a la vez “imposibles” –por el inocultable desgaste-, se espera que desde la Presidencia del Senado el Grupo Parlamentario tricolor pueda recuperar valiosos tiempos perdidos que caracterizaron el “trabajo legislativo” en la cámara alta en el período ordinario del primer tramo de este 2016 donde la productividad resultó, por decirlo de manera amable, mediocre al cubo.

Del desempeño de las y los integrantes del Grupo Parlamentario del PRI y más que nada, del impulso que den a las asignaturas pendientes y a una Iniciativa Presidencial en materia laboral –aún no se sabe qué planteará y tampoco si será presentada con carácter preferente- estaría dependiendo, porque en política las carambolas de tres bandas posicionan, una parte de la suerte electoral tricolor para las elecciones presidenciales del 2018.

Quede Enrique Burgos, Cristina Díaz o Arturo Zamora al frente de la Presidencia de la Mesa Directiva del Senado de la República, el reto es hacer ya un enorme trabajo de cabildeo, es decir labor de convencimiento con argumentos congruentes, para sacar adelante las ya mencionadas asignaturas pendientes, entre ellas la aprobación de la propuesta del Fiscal Anticorrupción a efecto de que la aprobada Ley sobre esa materia, de manera real y efectiva tenga razón de ser.

Independientemente de esa materia, se estará trabajando en otros temas de importancia nacional y, en ese contexto, el PRD como el Llanero Solitito, estará buscando, pienso, algo así como un sueño guajiro que lo será su intento de concretar una contra reforma educativa creo, para acercarse –no vaya usted a pensar que con fines electorales- a los guerrilleros, perdón, los máistros de la CENTE.

Más allá de todo lo anterior, estoy convencido en que algo en lo que la nueva Presidencia del Senado debería de tomar cartas y superar, obvio para bien de la situación, es en lo que hace a no pocas Comisiones de todos colores y sabores que cuestan millones de pesos a todos nosotros los mexicanos, y que hacen como que hacen y no hacen nada, ni siquiera reunirse para trabajar, claro, con las frecuencias que establece el reglamento del Senado para las mismas.

Muchas, la gran mayoría, sirven como “fuentes de empleo” para las y los cuatitos de quienes las presiden, a los cuales nombran en las correspondientes Secretarías Técnicas, las que garantizan los mejores sueldos y complementan esa “acción humanitaria” con un chorro de asesores, secretarias, etc., y más etc.

De las Comisiones del Senado, justo es reconocerlo, la de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico, que preside del senador Teófilo Torres Corzo, es una de las que desde el inicio de la actual Legislatura ha venido trabajando duro y también tupido porque su timonel está convencido de que México necesita abrirse más a las economías del mundo y que unas de las más importantes se ubican en esa región del orbe.

Hasta la próxima

Escribir un comentario