Del Cine y las Leyes

Imprimir
xxy_poster

“XXY”

El Tercer Sexo

*Definiciones: Gonadal, Morfológico, Psicológico, Legal y…

*En México la Autoridad Civil Exige Indicar Cuál es el Sexo

*Resolución del Amparo Directo 6/2008 del Pleno de la SCJN

*Siempre se Deben Respetar los Principios de Yogyakarta

POR HORACIO ARMANDO HERNÁNDEZ OROZCO

“XXY”, película argentina, dirigida por Lucía Puenzo, basada en el cuento ‘Cinismo’ de Sergio Biizzio, protagonizada por Ricardo Darín (Kraken), Valeria Bertuccelli (Suli), Inés Efron (Alex), Martín Piroyansky (Álvaro), Germán Palacios (Ramiro) y Luciano Nóbile (Vando); cuyo estreno fue en 2007.

Alex, es una adolescente intersexual de 15 años, que vive en una pequeña villa pesquera cerca de Piriápolis, junto con sus padres Kraken y Suli, quienes decidieron dejar Buenos Aires para evitar los prejuicios del entorno argentino; en apariencia todo iba bien, pero se acercaba el momento en que Alex debía elegir y decidir su sexualidad.

UNA ACLARACIÓN MÉDICA

El título de la película hace referencia al Síndrome de Klinefelter, también conocido como Síndrome XXY, relativo a la condición en la que una persona ha nacido anatómicamente varón, pero presenta un disfuncionamiento de las gónadas sexuales masculinas, lo que produce una producción menor de testosterona que puede reflejarse, según el individuo, y según el grado, en cierta feminización de los rasgos o del aspecto: crecimiento de las mamas, poca presencia de vello corporal, una mayor cantidad de grasa corporal en las caderas, y en algunos casos problemas de fertilidad en la vida adulta.

Y aunque la película se titula “XXY”, lo cierto es que Alex es intersexual, ya se le diagnosticó al nacer una hiperplasia suprarrenal, este diagnóstico la convertiría en una pseudo-hermafrodita femenina.

Un intersexual es una persona que nace con caracteres sexuales primarios de los dos sexos, más o menos definidos, sin que ello implique que ambos sean funcionales; la presencia de los dos órganos no es visible en el momento del nacimiento, pues los testículos por lo general están retraídos y se hacen evidentes hasta la pubertad.

¿CÓMO SE DECIDE EL SEXO?

El ser humano es sexuado, el sexo se define según los cromosomas sean: XY (varón) o XX (mujer); a esto se le llama sexo cromosómico o genético; pero el sexo se puede diferenciar bajo otros aspectos:

-Gonadal: gónadas masculina (testículos) y femenina (ovarios), y a su respectiva función, producción de espermatozoides y óvulos.

-Morfológico: características de los genitales externos y sexuales secundarios de cada sexo.

-Psicológico: identidad sexual interna.

-Legal: atribuido al nacer, el cual figura en los documentos de la persona.

-Sociocultural: asignado por la familia y la cultura, referido a los roles y comportamientos que deben cumplir los varones y las mujeres.

En el caso de Alex, es difícil realizar una definición sexual, su condición es usualmente llamada “hermafroditismo”, nombre que deriva del personaje de la mitología griega Hermafrodito, hijo de Hermes y Afrodita quien por el deseo de una ninfa acaba teniendo una fusión de ambos sexos, pero el nombre correcto es Intersexualismo.

Alex es tratado como mujer, al menos así lo dejan ver sus padres, pues tiene fotos de pequeña en que la vestían de mujer, le regalaban muñecas, la medican con corticoides para inhibir caracteres secundarios de sexo masculino; y es factible que al registrarla ante las autoridades lo hayan hecho bajo el sexo femenino, y por ende legalmente sería mujer.

En México existe disposición legal de que la autoridad civil exija al registrar a un recién nacido, que se indique cual es el sexo del menor; siendo Alemania el primer país europeo en permitir que no se registre el sexo de los recién nacidos en los certificados de nacimiento.

IDENTIFICARSE SEXUALMENTE

ANTES DE DEFINIR EL SEXO

La trama se desarrolla cuando Alex tiene 15 años, mientras que Álvaro cuenta con 17, ambos en plena pubertad, con el despertar de su sexualidad, y con un conflicto de identidad sexual.

Todo indica que esta confusión de sexualidad en Alex es algo normal, pero no para Álvaro que es presentado como un muchacho común a los de su edad; Alex es insistente con el joven y lo aborda a fin de tener sexo, Álvaro rehúye, pues no la conoce, además es inapropiado tener relaciones sexuales con la hija de la pareja amiga de sus padres.

Sin embargo, ese deseo y despertar juvenil es más fuerte que cualquier argumento de buenos modales, y Álvaro descubre su verdadera sexualidad, mientras que Alex queda más confundida de lo que estaba antes de esta primera experiencia.

A Alex le cuesta trabajo definirse como mujer u hombre, ha dejado de tomar los corticoides, se conduce como un muchacho, orina de pie, se molesta porque una amiga le ha pintado las uñas; ello hace pensar que se está definiendo como hombre, pero su indecisión es latente.

¿QUIÉN DECIDE EL SEXO?

La visita de Ramiro y Erika, padres de Álvaro, tiene como fin discutir las posibilidades de una operación de Alex, pues Ramiro es un prestigioso cirujano, y la opinión profesional señala que entre más tiempo se deje pasar aumenta la dificultad de la intervención, ya que habrá nuevos aspectos físicos complicados de ‘borrar’.

Kraken está confundido, y busca la ayuda de otra persona intersexual que se ha cambiado de sexo para ser hombre con el fin de preguntarle si fue un error haber criado a Alex como mujer y para pedir consejo sobre qué hacer; siguiendo su recomendación resuelve dejar que la propia Alex sea quien tome la decisión.

El Pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, al resolver el  Amparo directo 6/2008, definió que la dignidad humana, es un derecho fundamental, del cual derivan los derechos a la identidad personal, sexual y de género, pues a partir de éstos la persona se proyecta frente a sí misma y dentro de una sociedad, de ahí que la reasignación sexual que decida un transexual para adecuar su estado psicosocial a su físico y de ahí, vivir en el sexo con el que se identifica plenamente y ser reconocido como tal por los demás, constituye una decisión que forma parte del libre desarrollo de la personalidad.

Muchas veces, son los médicos los que eligen el sexo del niño después de hacerle estudios cromosómicos, hormonales y anatómicos para determinar qué genitales pueden ser menos ambiguos o más funcionales, en otros casos, son los padres. Sea como sea, siempre se deben respetar los Principios de Yogyakarta, entre los cuales se habla del respeto por la identidad sexual; la película presenta una variedad temática, sin pretender agotarlos, ¿pero en el caso de un menor intersexual, quién debe decidir: los padres o el hijo?, y ¿a qué edad se puede decidir sobre la libertad de opción sexual a que alude la Suprema Corte?

La mejor respuesta la tendrá como siempre nuestro amable lector…