Reportaje

Imprimir
chepe

Todos a Bordo, en el Chepe Para Apreciar Barrancas, Cascadas, Túneles y Puentes

Por Susana Vega López, enviada

CHIHUAHUA, Chih.- El turismo de aventura, sin lugar a dudas, cada día tiene más demanda debido a que el viajero quiere probar nuevas experiencias que le permitan, incluso, superar retos. Tal es el caso de quienes se deciden a subir al Chepe, para experimentar uno de los viajes más espectaculares del mundo en un tren de pasajeros moderno y confortable que se interna entre majestuosos paisajes de la Sierra Madre Occidental para llegar a zona tarahumara.

La ruta del ferrocarril Chepe (Chihuahua-Pacífico) es reconocida como una de las obras de ingeniería más importantes a nivel mundial porque durante 653 kilómetros atraviesa diferentes ecosistemas con paisajes de grandes paredes de roca que los hace únicos y llega a alturas de dos mil 400 metros, comentó a Misión Política el representante del Fideicomiso de Turismo de Chihuahua, Roberto Carranza Girjalva.

Entrevistado en el marco de la Feria de Turismo de Aventura que se realizó en Villahermosa en diciembre pasado, dijo que el Chepe pasa por las Barrancas del Cobre -también conocidas como Copper Canyon- que son cuatro veces más grandes que el Cañón del Colorado en Estados Unidos; traspasa 86 túneles, cruza 37 puentes y en su trayecto se detiene en diferentes comunidades para que los turistas conozcan la historia, la cultura, la gastronomía y la artesanía del mundo tarahumara.

Pero si tu idea es vivir emociones fuertes, deberás bajar en tres ciudades importantes: Bahuichivo, Divisadero y Creel, en ese orden saliendo de Los Mochis, y sólo admirar El Fuerte, Témoris, Cuiteco, San Rafael, Posada Barrancas, Pitorreal, San Juanito, Cuahuhtémoc y Chihuahua.

El circuito del Chepe Barrancas del Cobre sale de la ciudad de Chihuahua y termina en Los Mochis, Sinaloa, en cuyo trayecto se ofrece  un conjunto de productos turísticos que fortalecen mucho el destino y los tour operadores incluyen los traslados del aeropuerto de la Ciudad de Chihuahua, con una noche de hospedaje en este destino para salir al día siguiente a las 6 de la mañana en el tren, que ya va incluido en el boleto del viaje.

“Lo que resulta óptimo es iniciar en Chihuahua, hacer el recorrido de tres o cuatro días, lo que el cliente pida, terminar en Los Mochis y volar a su destino de origen”, dijo Roberto Carranza.

En Bahuichivo se encuentra la barranca más profunda de todo el complejo de Barrancas del Cobre, y en Divisadero está el principal  producto de aventura dentro de esta ruta que es el Parque Aventuras Barranca del Cobre donde te espera la tirolesa Zip Rider, la más larga del mundo (tiene 2 mil 530 metros de largo) que va paralela a los cables del teleférico (también de los más altos a nivel mundial); se tiene también el circuito de siete tirolesas y de éstas, la más larga es de mil 113 metros que son sencillamente impresionantes. Se incluye senderismo, así como puentes colgantes.

El Zip Rider es una experiencia divertida, extrema y a la vez excitante ya que la velocidad a la que se viaja supera los 100 kilómetros por hora. A diferencia de otras tirolesas se va sentado en un arnés tipo silla y cuenta en su diseño con un frenado por medio de resortes que absorben la carrera.

Las Barrancas del Cobre no se logran ver en una sola vista, es decir, uno se debe mover por diferentes pueblos para apreciar todo el conjunto, señaló Roberto Carranza, quien mencionó que se cuenta con una vía ferrata (caminar en un puente colgante a miles de metros de altura asegurados con arneses sobre el precipicio de las barrancas).

El parque de aventura es para el turismo de cualquier edad y se puede hacer rappel;  retos en puentes colgantes, escalada en piedra, paracaidismo en barranca, cuerdas flojas, paseos a caballo y sendero de bicicletas desde principiantes hasta profesionales. También cuenta con un área para niños con golfitos, paredes para escalar, eurobongis, y el restaurante familiar El Barranco desde el que se goza de una espectacular vista.

En Creel, además de disfrutar los atractivos del lugar como el hermoso Lago Arareco y el Valle de los Monjes, se puede convivir y conocer la cultura rarámuri (rarahumara) donde, incluso todavía algunos habitan en cuevas.

El vuelo del colibrí es otro producto que en temporada vacacional es un vuelo por helicóptero que sale de uno de los tres hoteles principales que hay en Barrancas del Cobre. El vuelo dura 15 minutos a un costo muy accesible. También hay vuelo por avioneta y aerotaxis, para recorrer las barrancas.

El estado más grande de la República Mexicana se divide en siete zonas turísticas o regiones: Chihuahua y sus alrededores; Heróica Ciudad Juárez; Paquimé (vestigios arqueológicos Patrimonio de la Humanidad); Parral, ruta de Villa; Perlas del río Conchos; el desierto y; Barrancas del Cobre.

Cabe destacar que desde 1961, El Chepe recorre las barrancas, cascadas, túneles, puentes que forman hermosos e inigualables paisajes que permiten pensar que en esa entidad del norte del país, las cosas se hacen en grande.