Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Las Revueltas de Silvestre

Correo electrónico Imprimir PDF
peso_mexicano

Quienes ya han Sido un Peligro Para México

*México es tan Rico que lo han Quebrado Tres Veces: MT

*Seis Gobiernos han Enfrentado el Cultivo y Narcotráfico

*Pero han Fallado en Golpes Certeros al Lavado de Dinero

Por Silvestre Villegas Revueltas

Cuando el atribulado gobierno de Miguel de la Madrid enfrentaba (1983) una “quiebra” del estado mexicano debido a que durante el sexenio anterior se cometieron una multiplicidad de abusos que llevaron, verdaderamente, a que el empresariado pusiera un “hasta aquí” respecto a la clase política del país, los líderes del movimiento obrero doblaron las manos y en los “Pactos” se hicieron cómplices de que sus agremiados tuvieran sueldos miserables, y que el pueblo en general empezara a sufrir un proceso hiperinflacionario que años después llevó a que Salinas le quitara tres ceros al peso. En dicha coyuntura histórica la premier británica, Margaret Thatcher (1981-1990), subrayó que México era tan rico, que en su historia lo habían quebrado tres veces y continuaba dando inmensas riquezas para un grupo determinado. Pasaron los años, se constituyó el FOBAPROA cuyos adeudos los mexicanos siguen pagando y lo harán durante las siguientes décadas, pero al mismo tiempo se formó, creció y resplandece hoy en día un “grupo” de empresarios beneficiados de la quiebra posterior al lopezportillismo inmensamente más ricos que sus congéneres de los años ochenta, mientras en la actualidad los candidatos a la presidencia de la república proponen y discuten si el salario mínimo llegará a los 100 pesos (Margarita dixit) o lo será por ciento treinta, cincuenta u ochenta pesos más.  Frente a lo anterior relatado que define los errores del último cuarto del siglo XX (1975-2000): “ellos” han sido más peligrosos para México que las ocurrencias de López Obrador respecto al avión presidencial, o quitar las pensiones a los expresidentes. Éstas últimas declaraciones son minucias y menudencias respecto al masivo endeudamiento gubernamental -padecimiento ciudadano que provocaron aquellas administraciones priistas, sin que por ello nos olvidemos de los números rojos del actual gobierno.

Ahora pasemos al otro espectro que agobia a los mexicanos en su conjunto, ricos y pobres. Si bien los estudiosos especializados en el tema del narcotráfico ubican el inicio de dicho problema en los años cincuenta, durante la segunda mitad de los años setenta sucedieron acontecimientos “raros” como vuelos nocturnos, asesinatos de periodistas y un ominoso etcétera. Otra vez fue durante el gobierno de Miguel de la Madrid donde asesores nacionales describieron la peligrosidad que, para el estado y sociedad mexicana, significaba una industria del narcotráfico que iba en aumento; es más, vinieron otros asesores de Colombia y subrayaron que en México se estaban dando las mismas circunstancias que antaño llevaron al país sudamericano a la violencia generalizada y con ello a la descomposición social. Respecto a dicha problemática social, los últimos seis gobiernos, con mayor o menor fortuna, han enfrentado la realidad del cultivo masivo de estupefacientes y el combate a las bandas delincuenciales por medios policiaco-militares, pero han fallado en genuinamente en identificar y golpear las muy diversas formas como se limpia el dinero sucio. En síntesis, a pesar de que todos los meses nos enteramos de que un capo ha sido capturado, el poder económico del narco continúa acomodándose en la sociedad mexicana y haciéndose más rico a partir de empresas inmobiliarias, alimenticias, etcétera, que no logran ser detectadas por las agencias del gobierno especializado en dichos temas. Frente al empoderamiento del narco en México, que ha contado con la protección y promoción de muchos políticos del priismo y de otros colores partidistas en los distintos niveles de gobierno, la pregunta obligada es: ¿qué hacer? En esta campaña presidencial el partido y la administración en el poder demonizaron la propuesta de López Obrador, pésimamente comunicada y peor explicada por el candidato, pero hay que conceder que hasta hoy es una de las dos propuestas diferentes a lo que ya conocemos. En este sentido, la Iglesia Católica que desde la Edad Media ha tenido vías amplísimas de información no se ha pronunciado por amnistía sino por pláticas y entendimiento, agregando algo que los funcionarios neoliberales desde sus mullidas oficinas y cuadrados informes no entienden porque no lo conocen: el combate a la pobreza, la implementación de oportunidades laborales y una educación que subraye lo que es correcto, son las condicionantes para que el pueblo mexicano no se vea tentado por la cultura del narcotráfico. Respecto a lo último, los empresarios del ramo de las comunicaciones, con sus producciones televisivas, son responsables de enaltecer dichos males. ¿Acaso la española Antena3 produce series donde se vanagloria los asesinatos de ETA? Quién han sido un peligro para México no admite una figura única y mucho menos aquél que no ha detentado la jefatura del estado mexicano. Poder y figura que mueve diversos hilos del acontecer nacional.

Escribir un comentario