Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

A la Vuelta de la Esquina

Correo electrónico Imprimir PDF
maduro
ignorantes

Efectos Nocivos en México del Caso Maduro

*Temor de Quedar Entre la Espada y la Pared

*Inició el Reclutamiento Para la Guardia Nacional

*Las Ciudades Inseguras: Reynosa y Chilpancingo

*También Puebla, Coatzacoalcos y Ecatepec

Por Iván Ruiz

El caso Maduro está afectando a México en cuanto a los programas de seguridad que desea poner en marcha el presidente.

Hay un hecho: grupos de militares se ubican detrás del venezolano para sostenerlo en el poder, lo cual afecta indirectamente a México respecto de la conformación de su Guardia Nacional (en marcha) y de que tuviera un mando castrense.

Y aunque en nuestro país los golpes de Estado y los “hombres fuertes” quedaron en el antepasado, hay temor al exhibirse el problema venezolano y la posición mexicana oficial que en nada ayudó a despejar la preocupación de miles de mexicanos quienes al parecer se aterran de estar entre la espada y la pared: la inseguridad y la futura posibilidad de eternizarse en el poder.

Mientras el miedo de los mexicanos va ocupando su lugar, poco a poco (se incrementa o se diluye), la futura Guardia Nacional está reclutando a sus futuros integrantes en las entidades federativas y municipios a nivel nacional, pero sobre todo en aquellos donde alguna institución federal esté llevando a cabo los trabajos de seguridad pública.

Sea para asimilar el nuevo cuerpo de seguridad o para incrementar los rechazos, aún queda un buen trecho para que esta corporación se haga realidad en México. Falta que sea discutida en el Senado de la República y, si los legisladores realizan modificaciones al texto aprobado deberá retornar a San Lázaro.

Aun más, posteriormente deberá aprobarse en 17 congresos locales como lo mandatan las normas cuando se trata de reformas a los artículos de la Constitución. Sólo entonces se publicará en el Diario Oficial de la Federación.

Falta pues una parte del camino. De todas maneras, si se hace realidad, dentro de los dos años siguientes a partir de su entrada en vigor el Consejo de Seguridad Interior en coordinación con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), realizarán un análisis para diagnosticar si la autoridad policial, local o municipal, puede encargarse de la seguridad pública en su territorio. De ser así, la corporación policiaca correspondiente asumiría la función de seguridad pública. Si es negativo se gestionarían los mecanismos para que en el municipio o en la entidad se generen capacidades institucionales necesarias en la materia.

Aseguran las normas en el artículo Séptimo Transitorio que si después de un segundo diagnóstico, a los seis meses, persiste la falta de fortaleza institucional para asumir la función de seguridad pública, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, con base en el informe del Secretario Ejecutivo del SNSP, descontará del rubro de participaciones federales en el ramo de seguridad pública al gobierno de la entidad federativa o municipio respectivo, el monto que corresponda por la prestación, del servicio de seguridad pública que lleva a cabo la Federación a través del cuerpo de seguridad respectivo.

Los gobiernos de estados y municipios, por lo tanto, deben prepararse. El lunes de la semana pasada, por ejemplo, en Guerrero, en la comunidad de Plan de Ayala, del municipio de Acatepec, un ataque armado dejó un saldo de ocho muertos y dos heridos.

Hasta 2018, conforme al INEGI, las ciudades en el ojo del huracán, es decir con “sensación de mayor inseguridad” fueron Reynosa, Tamaulipas, 96%; Chilpancingo, Guerrero, 93.8%; Puebla, Puebla, 93.4%; Coatzacoalcos, Veracruz, 93.4; Ecatepec, Estado de México, 93.4% y Villahermosa, Tabasco, 92.3%.

Así lo plantean los resultados del vigésimo segundo levantamiento de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), realizada por la institución en la primera quincena de diciembre de 2018, durante ese mes 73.7% de la población de 18 años y más consideró que vivir en su ciudad es inseguro.

Tal porcentaje, explican, “…representa un cambio significativo respecto a septiembre de 2018 y con respecto a diciembre 2017; la percepción de inseguridad siguió siendo mayor en el caso de las mujeres con 78%, mientras que para los hombres fue de 68.6%.

Y en el otro extremo con menor percepción de inseguridad estuvieron: San Pedro Garza García, Nuevo León 23.1%; Mérida, Yucatán, 28.8%; Saltillo, Coahuila, 30.5%; Puerto Vallarta, Jalisco 38.7%; Durango, Durango, 39.5% y Los Cabos, Baja California Sur, 42.3%.

¿Y en qué sitios se siente más insegura la población? En los cajeros automáticos, ubicados en la vía pública, 83.4%; en el transporte público, 75.3%; en el transporte público; en el banco 70.7% y en las calles, 67.8%.

Y datos recientes señalan que a nivel nacional, en 35.8% de los hogares en áreas urbanas, al menos uno de sus miembros fue víctima de los delitos de robo y/o extorsión; cifra que se incrementa en la zona oriente de la Ciudad de México Región Oriente de la Ciudad de México, 54.2% y en Ecatepec, 54.1%.

Mientras tanto, en Tuxtla Gutiérrez y La Paz, la proporción de hogares con víctimas de robo y/o extorsión es de 14% y 18.2%, respectivamente.

Escribir un comentario