Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

Artículo Invitado

Correo electrónico Imprimir PDF
vicente_fox_felipe_calderon

Mensajes y Comentarios de Confrontación

*El Lenguaje Presidencial Sube de Tono

*Críticas: “Mucho Ruido y Pocas Nueces”

*El Elefante Reumático y la Desesperación

*Fuerza del Estado Contra Fox y Calderón

Por Alejandro Zapata Perogordo

Por lo visto las conferencias mañaneras están sirviendo para enviar mensajes a adversarios políticos, si bien es cierto que mediante ese ejercicio de comunicación fluye información, también lo es que mucha de ella ha sido contradictoria y ahora se utiliza para regañar o dar instrucciones a los gobernadores, como en caso de Michoacán con Silvano Aureoles o confrontarse con el expresidente Felipe Calderón.

El hecho es que el leguaje presidencial ha ido subiendo de tono y vemos una diatriba poco común a la que no estábamos acostumbrados, el intercambio de acusaciones entre los expresidentes panistas Fox y Calderón con AMLO y viceversa, está tomando un giro inesperado.

Mientras ello acontece, la administración de Peña Nieto, sobresaliente y señalada por sus altos índices y escándalos de corrupción pasa completamente inadvertida para el actual mandatario.

No podemos olvidar que su principal activo en campaña consistió fundamentalmente en el compromiso asumido de combatir a fondo la corrupción y los excesos gubernamentales, logrando con ello un abrumador apoyo ciudadano, bono democrático que aún subsiste, aunque comienzan a escucharse críticas que dicen: “mucho ruido y pocas nueces”.

Se podrían justificar por el poco tiempo que lleva al frente de la administración, alrededor de setenta días, sin embargo, estamos ciertos que comenzó a tomar las riendas del gobierno prácticamente al día siguiente de las elecciones, inclusive él mismo manifestó que en su toma de posesión daría su primer informe de gobierno, lo que en buena medida y en apego a la verdad así aconteció.

Lo que salta a la vista son resultados magros, el mismo Presidente está consciente de ello y en días pasados comparó a la administración pública con un elefante reumático, lo que refleja síntomas de desesperación, máxime que la estrategia para combatir el huachicoleo ha dejado un lamentable siniestro con 126 personas fallecidas en Tlahuelilpan, Hidalgo; los norteamericanos juzgando a capos y políticos mexicanos y aquí sigue sin pasar nada, ni siquiera hicieron caso muchos morenistas para ajustar sus remuneraciones y aún se resisten.

Así, le viene bien enfocar las baterías mediáticas y mantener la atención pública a través de banqueteros intercambios de palabras: la fuerza del Estado en contra de Fox y Calderón. Mientras tanto, el país sigue su curso: la violencia y ejecuciones no han parado, la estrategia tan criticada en materia de seguridad pública continua siendo la misma, los únicos cambios visibles son de personas y también los programas sociales tan socorridos en épocas electorales que ahora son manejados por operadores políticos de Morena.

La cuarta transformación sigue sin rendir frutos, no se vislumbra un horizonte democrático e institucional a corto o mediano plazo, todo sigue girando alrededor del caudillo y dado el caso, hasta con pleitos en plaza pública que sirvan de cortinas de humo según convenga, finalmente las conferencias mañaneras ponen agenda, nada es verdad ni mentira, sino es el cristal por donde se mira.

Escribir un comentario