Banner




Ud. está aquí
Banner
Banner

México y EUA abordan tema migratorio con enfoque distinto, destaca López Obrador

Correo electrónico Imprimir PDF

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que México tiene una buena relación con el gobierno de Estados Unidos, con el que aborda el tema migratorio con un enfoque distinto al que se había concebido y aplicado en los últimos tiempos.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, el Ejecutivo federal afirmó que ese gobierno reconoce lo que significan los mexicanos en todo sentido, pues se trata de "una fuerza productiva de primera para la economía de Estados Unidos, de los mejores trabajadores del mundo, esos son nuestros paisanos".

"Estamos actuando con mucho respeto a la soberanía de Estados Unidos; vamos a seguir haciéndolo de esa manera porque queremos que se respete nuestra soberanía; hay condiciones muy favorables para que se garanticen los derechos humanos, se proteja a migrantes y se les dé reconocimiento a nuestros paisanos", enfatizó.

López Obrador dijo que el gobierno federal trabaja con programas como Sembrando Vida, para que los mexicanos tengan empleos en el país y que haya cooperación para el desarrollo, a fin de que la migración sea opcional y no forzada ni obligatoria.

El mandatario detalló que los migrantes en Estados Unidos envían a México recursos económicos, remesas, por más de 30 mil millones de dólares al año, que representan la principal fuente de ingresos del país, lo que es un apoyo fundamental, sobre todo para la economía popular, "por eso nuestro compromiso de apoyarlos, de protegerlos, de ayudarlos”.

Destacó el concepto de "civilización mexicana" conformada por varias culturas que representan la fortaleza de la nación, "yo siempre he dicho que las culturas nos han salvado siempre de todas las calamidades", ya sean desastres naturales o incluso resistir ante malos gobiernos y corrupción.

El mandatario señaló que en diversas zonas del país se ha presentado la toma de casetas, en algunas por causas justas y otras como una forma de recaudar recursos, lo que es ilegal, por lo que reiteró que si bien no habrá represión, puntualizó que en todos los casos se presentarán las denuncias ante la autoridad competente, porque "una cosa es no reprimir y otra es no actuar legalmente".

Precisó que la presente administración no será un gobierno autoritario ni represor, "vamos siempre a darle la vuelta a la provocación, nada por la fuerza todo por la razón y el derecho", y reiteró que en los casos en que sea necesario, se actuará por los cauces legales.

El Presidente recordó que este año se terminará con el Metro de Guadalajara, Jalisco, obra que se demoró debido a que se hicieron mal los cálculos, para lo cual se invertirán cuatro mil 500 millones de pesos para cumplir el objetivo.

Adelantó que el próximo 8 de marzo se dará a conocer el Plan de Atención, Apoyo y Protección a la Mujeres en un encuentro.

Explicó que el próximo 11 de marzo dará a conocer el informe respecto a los primeros 100 días de gobierno, para que los ciudadanos conozcan las acciones tomadas por el gobierno federal en este periodo.

Sobre el proceso que tiene el Partido Encuentro Social (PES) con el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, López Obrador enfatizó que el gobierno no tiene ni sindicatos ni partidos, ni ningún grupo de interés creado,  sólo tiene un amo que es el pueblo de México: "No opino porque eso es asunto de otra instancia, no nos corresponde".

Escribir un comentario